¿No les encantan las bodas? La unión de dos almas gemelas que se prometen amarse y formar una vida de cuento de hadas, suena tan bonito, pero, ¿qué pasa cuando hay un tercero en discordia? Bueno, pues una historia así les vengo a contar el día de hoy, preparen las palomitas y disfruten…

Había una vez, una inteligente y bella chica llamada Estrategia, quien conoció un guapo y trabajador galán llamado Contenido, ellos hacían la pareja perfecta, se complementaban uno al otro y lograban grandes cosas. Pero, un día llego a sus vidas un astuto y avaricioso hombre llamado Algoritmo que con sus confusas decisiones logró poner en duda el amor que sentía Estrategia por Contenido, separándolos.

El tiempo paso y ellos siguieron sus vidas, pero se dieron cuenta que les hacía falta algo, y eso era la mágica unión que lograban estando juntos, decidieron buscarse, la chispa volvió a surgir y ellos volvieron a estar tan enamorados como siempre. Algoritmo entendió que lo que había hecho estuvo mal, pidió disculpas y dejaron atrás los rencores y los tres comenzaron una buena amistad, fue entonces que decidieron comenzar un negocio juntos que los volvió grandes empresarios y vivieron felices para siempre. ¡FIN!

Fue una historia digna de ser transmitida en el horario estelar del canal de las estrellas, ¿verdad? Lo gracioso es que todo este drama ficticio no está tan alejado de la realidad; la estrategia, el contenido y el algoritmo, a pesar de ser 3 herramientas que se ejecutan de diferente forma, se complementan una a la otra, obteniendo así los mejores resultados para tu marca, claro, si lo haces bien.

En la actualidad las redes sociales como Facebook, Instagram y TikTok, son regidas por el algoritmo que cada una de ellas ha desarrollado, y como lo hemos mencionado en blogs anteriores y en diferentes publicaciones de nuestras redes sociales (las cuales los invitamos a seguir), el video es el rey actual e indiscutible de los contenidos, pero hasta para hacer un reel debes tener una estrategia y un desarrollo de contenido coherente con tu marca, para que al momento de ejecutar no parezca que lo estás haciendo solo por cumplir.

Existen diferentes formas de hacer esto posible, pero yo te doy la que hasta el momento ha sido la formula que me ha funcionado:

  1. Decidir cuál será mi principal enfoque de comunicación.

Puedes hablar de todo lo que tu marca ofrece, pero siempre debes centrarte en un tema principal y tomarlo como la base de tu comunicación, esto puedes decidirlo según el objetivo que desees cumplir y la duración puede variar, aunque lo recomendado es mínimo 3 meses para que el algoritmo pueda analizar tu contenido.

  • Calendario de contenido.

¡Organízate! Crea un calendario de contenido donde incluyas los temas, los tipos de publicaciones, las fechas relevantes y más; te será de gran ayuda para analizar que tiene más impacto y detectar áreas de oportunidad.

  • Pon mucha atención a las métricas.

Sí, lo sé, puede dar flojera a veces, pero como seguramente ya sabes, si no lo puedes medir, no lo puedes mejorar. Las métricas que ofrecen las diferentes redes sociales te aportarán gran conocimiento sobre el comportamiento y la aceptación de los usuarios a tu contenido, y el cual te ayudará a seguir creando y a su vez seguir creciendo.

Tú también puedes vivir feliz para siempre en tu relación con la estrategia, el contenido y el algoritmo, solo tienes que comprometerte y ser fiel. ¿ACEPTAS?

Valeria González
Estratega Digital